Cena con comisatio

Cuando uno era invitado a cenar, la cena podía ser con o sin velada, comisatio. Si la incluía, una vez terminada la cena pero no el banquete aparecían en el triclinio bailarinas ofreciendo sus mejores movimientos que por norma eran muy sensuales. En este momento de la velada todo era posible, y según se desprende de las películas y las novelas históricas la velada podía terminar en una orgía. En verdad  el sexo tras los banquetes era algo muy frecuente, pero las cenas con comisatio no son siempre orgías.

Imagen

¿Qué era la comisatio? La comisatio era la velada que seguía a lacena. En ella se bebía vino y, por lo general, en ella había  una alegre competición de brindis, que acaba tarde y con todo el mundo medio borracho. El señor de la casa o el hombre que fuera designado decide cómo hay que beber. Siempre había una serie de copas que se bebían de un trago. Por ejemplo: los asistentes se colocaban en un circulo y se bebían la copa de un trago y la pasaban al vecino o se escogía a un invitado y se brindaba por él o se bebía una copa cada invitado por cada letra de su nombre.

No obstante, no todas las veladas eran  de francachela. Las había también literarias y filosóficas.

Anuncios