Etiqueta

Celebrar un banquete era como una regla social  y por ello se hacía con mucha frecuencia.

Imagen

Había un esclavo portero que coloca un pequeño escabel para apoyar los pies, con una alfombrilla. Los huéspedes entregan sus servilletas en el atrio (pues tenían que traerlas de casa) y son invitados a tomar asiento. Los esclavos les quitan los zapatos y les lavan los pies con agua perfumada. Tras esto los invitados son acompañados hasta la sala del banquete. En el camino se va escuchando  una música muy agradable, lo que indica que el triclinio está cerca.

¿Cuáles son las reglas de los romanos para la mesa? Durante el banquete estaba permitido eructar, soltar todo tipo de ventosidades, los desperdicios eran tirados al suelo y la servilleta que traían de casa era usada para todo tipo de cosas desde ir al baño hasta para limpiarse las manos después de haber comido algo pringoso o sonarse los mocos. Cuando el banquete terminaba se llevaban las sobras en esa misma servilleta.

Sobre los temas de conversación que se mantenían claramente no eran temas políticos, pero sí se podían hacer chistes y bromas e incluso recitar poemas.

En una cena romana el esclavo iba muy bien vestido con una barba blanca y puntiaguda, este esclavo era muy listo y recitaba versos en latín y griego durante la cena.

Imagen

Anuncios